El 29 de mayo del año en curso, se abrió un socavón en la comunidad de Santa María Zacatepec, en el municipio de Juan C. Bonilla, en el Estado de Puebla. El enorme agujero, inicialmente de 5 metros de diámetro, fue creciendo hasta alcanzar los 30 metros, en 24 horas y pocos días después había alcanzado los 100 metros. La primera fase del Dictamen que emitió el Instituto Politécnico Nacional (IPN)dice que las tres causas de su formación son: -sobre explotación del agua. -condiciones climáticas y -erosión natural del suelo. Sigue la preocupación porque el socavón no para de crecer, investigaciones recientes, realizadas con un dron, arrojan que ya mide 126 metros en el eje mayor, 114 metros en el menor y 56 metros de altura en su parte más profunda. Ya se “tragó” la vivienda de una familia de agricultores cercana. “Es un asunto de enorme riesgo”, indicó el gobernador del Estado de Puebla, Luis Miguel Barbosa Huerta. Pedro Francisco Rodríguez, investigador del IPN dice que “necesitamos conocer el origen de su formación para saber si hay posibilidades que se formen otros socavones en otros puntos de la zona”. El Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED) sigue monitoreando y posteriormente entregará más resultados. Las lluvias de los últimos días han formado un pequeño arroyo, que desemboca en el socavón, provocando así una cascada, con profundidad de 45 metros. También se encontraron diversas cavernas de diferentes tamaños, esto obedece a un proceso natural de disolución de rocas calcáreas, las cuales pueden colapsarse u obstruirse en forma natural y abrirse posteriormente. CONAGUA descartó una sobre explotación de mantos acuíferos, sin embargo, peritos del IPN (Instituto Politécnico Nacional) señalaron lo contrario y el gobernador Barbosa Huerta apoyó dicho dictamen. Por el momento, la zona está custodiada por elementos de la Guardia Nacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.