El 24 de mayo del año en curso, el Patronato de la Universidad De las Americas Puebla (UDLAP), universidad privada, ubicada en San Andrés Cholula, realizó una sesión para excluir a la Familia Jenkins, ordenando una auditoría, ya que es la que tiene el control en la universidad, hecho que fue ignorado por el rector, Luis Ernesto Derbez, por lo que el patronato continuó. El 29 de junio, la Fiscalía General de la República (FGR) tomaron la universidad para realizar un embargo. De acuerdo a un juez de control, hay órdenes de aprehensión contra miembros de la mencionada familia, por desfalco de aproximadamente 700 millones de dólares de la Fundación Jenkins. Trayendo como consecuencia: la creación de un nuevo patronato, la destitución del rector y una interminable disputa legal. La familia Jenkins informó que es dueña del patrimonio de su Fundación, que es privado y no público como se ha creído y que ellos son los dueños de la universidad. El 5 de julio se aprueba el nuevo patronato, precedido por Horacio Magaña Martínez y Adalberto Ramos como secretario. El 12 de julio, la Fundación Jenkins informó, que Luis Ernesto Derbez Bautista, seguía siendo el rector y aseguró que el Gobierno de Puebla, quería imponerse para controlar los recursos y la institución. Mientras que el otro patronato de la UDLAP nombró como rector a Armando Ríos Piter y removió a Derbez, asimismo lo denunció por desvío de recursos. Por lo que Derbez Bautista asegura que dicho patronato carece de validez y que lucharía legalmente para que se reabriera la universidad y que además sigue pagando la nómina de personal, docentes y colaboradores. Por su parte, el gobernador poblano, Luis Miguel Barbosa Huerta, arremetió contra Derbez, diciendo que si no “hay nada ilegal, no hay nada que temer”. El 17 de julio Ríos Piter explicó que se mantiene el litigio en curso y que el se mantiene como rector, que lo avala la Junta para el Cuidado de Instituciones de Asistencia Privada del Estado de Puebla. Todos estos conflictos, han traído como consecuencia que , se haya reducido el número de aspirantes de nuevo ingreso (200 jóvenes cancelaron su ingreso). A lo que la Fundación Jenkins acusa que la intervención en la UDLAP es un acto ilegal, autoritario y un atropello grave al Estado de Derecho. Cabe destacar que la UDLAP cuenta con 9 mil estudiantes al año; más de 600 estudiantes en programa de honores y cerca de 35 mil egresados. Cuenta con 73 programas académicos: 52 licenciaturas y 21 posgrados. El semestre tiene un costo de $2900 y existen gastos extras como cuotas de materiales y otros cursos, por lo que se invierte $104,400 pesos por semestre. Ocupa el 3er. Lugar de las Mejores Universidades dé México. En el 2020 se ubicó en 8vo.lugar del Rankin de Universidades dé México del América Economía. Por lo que los estudiantes le exigen a las autoridades estatales que abandonen la Universidad, que no puede ser que una institución educativa esté tomada por policías y que estén armados dentro del plantel, tomándola con todo y estudiantes y trabajadores laborando. Al día de hoy, siguen tomadas las instalaciones, la comunidad estudiantil se mantiene en protesta, exigiendo que el conflicto se solucione pacíficamente y fuera del campus universitario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.