célula del crimen organizado incendiara la discoteque Baby´O de Acapulco

O todos son o todos se hacen. No es posible que cumplidas las primeras 48 horas de que una célula del crimen organizado incendiara la discoteque Baby´O de Acapulco, el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo y, aún más, el presidente Andrés Manuel López Obrador, no estén enterados que se trató de una amenaza cumplida a la alcaldesa entrante, Abelina López. Días antes del atentado contra uno de los íconos del puerto, la morenista recibió un mensaje muy puntual: abstente de nombrar al capitán Maximiliano Serrano Pérez como titular de la Secretaría de Seguridad Pública. Los delincuentes, que estaban cómodos con la estructura policial de la alcaldesa saliente, Adela Román, le mandaron a la presidenta entrante el nombre de su gallo, que al final no fue. El ataque al Baby´O, propiedad de Eduardo Cesarman, fue un mensaje para el contraalmirante de la Marina, que vive a solo unas cuadras del icónico antro: en la Base Naval de Icacos, sede de la la Octava Región Naval, puesto que dejó apenas el jueves tras tomar protesta como nuevo encargado de la seguridad de Acapulco.

el incendio se trató de una amenaza cumplida a la alcaldesa entrante, Abelina López.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.