Por: Nicolás Hdz Castillo
Los conservadores que un 10 de abril de 1864 ofrecieron la corona a Maximiliano de Habsburgo, esos que el mismo día pero de 1919 acribillaron cobardemente a Emiliano Zapata, son los mismos que ahora se encuentran enojados, y como no lo deben de estar, si sienten que van perdiendo su poderío hegemónico en México, los tiempos y circunstancias no les permiten echar andar un golpe de estado, por lo que no les queda mas que denostar sistemáticamente la figura del presidente.
Paradójicamente el soberano (pueblo), que es el que elige a su gobernante, no podía quitarlo ante un posible mal ejercicio de gobierno, #AMLO le devuelve ese derecho sagrado; hecho inédito del que marcará la historia en nuestro país y el mundo entero, ya que la revocación de mandato nada mas la contemplan los países de Uruguay, Bolivia y Venezuela, así como en algunas providencias o estados de Argentina, Suiza, Canadá y E.U., las futuras generaciones lo podrán comparar sólo con José María Morelos o Benito Juárez García.
El ejercicio de éste domingo en nuestro país, fue tan solo una muestra del 30% del total de casillas que instala el INE en cada proceso electoral, de acuerdo a expertos en la materia, si se hubieran integrado todas las mesas receptoras de votos López Obrador pudo haber recibido más de 35 millones, es decir más que cuando fue electo presidente.
La burguesía llora su derrota, porque el pueblo gana sin derramar una sola gota de sangre y López Obrador sera recordando como el Demócrata Liberal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.