A un año de las elecciones.

El domingo 6 de junio de 2021, ganó la gubernatura del Estado la hija de Félix Salgado Macedonio, Evelyn Salgado Pineda, en ese tiempo de estar al frente del ejecutivo, ha sido de altibajos, por la mediocridad de algunos de sus colaboradores, sobre todo en la seguridad pública, y en la procuración de justicia: Los asesinatos, las balaceras y delitos como la extorsión han aumentado; las bandas en tierra caliente, la montaña y las dos costas se han fortalecido, y las amenazas en contra de los cuerpos policiacos y ministeriales ha sido asunto usual de la delincuencia organizada,  y si entendemos los principios de la cuarta transformación, lo que está ocurriendo en la Jurisdicción Sanitaria 02, en la Zona Norte con sede en Iguala, en donde los principales cargos de esa dependencia los está “monopolizando” la familia Salgado Carachure familiares de la misma gobernadora. Sin embargo, para muchos guerrerenses, sigue la esperanza latente de un cambio verdadero: Frenar la corrupción, el amiguismo, la asignación de los puestos públicos a familiares, amigos y recomendados, y sobretodo un uso honesto de los recursos públicos. Guerrero es sin duda uno de los estados más pobres del País y la llegada de un gobierno de la cuarta transformación nos dio la esperanza de un cambio en ese estatus, empero, en el tiempo que corre, no hemos visto los resultados.